6.3.12

REFLEXIÓN: Buscando Héroes

Por Kelvin Castillo – kcsiete@gmail.com
                  
En 1877 todo un pueblo fue convocado a una importante misión. Reunidos en el parque central escucharon la propuesta:
Debemos sacar a este pueblo de la maldición que nos arropa, para lograrlo debemos emprender un peligroso y difícil viaje hacia las montañas; pero aunque peligroso, tenemos que asumir el reto.
Mucho se opusieron por la peligrosidad de la misión e instaban a que no hicieran caso a lo que decía el joven que tuvo la iniciativa, pero nada lo detuvo y continuo hablando.
Sabemos que el camino esta lleno de peligros, fuego, hielo, rocas que caen e intentaran aplastarnos y esto nos podría la vida, pero no debemos permanecer bajo los efectos de la maldición de la que somos presos, hemos estado así por mucho tiempo pero llego la hora de hacer algo!”.
Entonces el joven lanzó el reto:
Ahora, ¿quien me acompañará?”
Lamentablemente la gente comenzó a marcharse y no quiso asumir la misión; algunos estaban animados a ir pero escucharon el consejo de no tomar el reto porque era muy peligroso.
La gente se fue a sus casas y aunque querían ser liberados no querían arriesgarse. Afortunadamente un pequeño grupo de valientes lo aceptó y después de ponerse de acuerdo, marcharon hacia la travesía mas peligrosa de sus vidas.
No fue fácil, en el camino lucharon con abismos, alucinaciones, demonios, montañas que escupían fuego, otras que escupían hielo, una lluvia que nunca cesaba, se enfrentaron a la duda y hasta ellos mismos en ocasiones pelearon entre si, sin embargo, al cabo de 7 días encontraron lo que buscaban.
Este grupo de valientes jóvenes logró encontrar la libertad de la maldición, descendió de las montañas y todo el pueblo lo recibió como grandes héroes, incluso los mismos que habían intentado convencerlos de que no fueran, ahora celebraban en el pueblo, vociferaban gritos de victoria; gran algarabía llenaba las calles y casas de aquel pueblo. Todo cambio para siempre, pero nada de esto hubiese sido posible si ese grupo no hubiese luchado contra viento y marea para lograr esta gran hazaña que los convirtió en HÉROES.
Joven así como en esta historia ficticia, tu eres llamado al gran reto que te pone la vida, a cumplir tu sueño y transformar tu entorno, pero muchos a tu alrededor intentaran convencerte de que sera imposible y que no lo lograras. Así como fue convocado todo el pueblo, todos somos convocados pero solo unos pocos son valientes y están decididos a convertirse en héroes que cambian el rumbo de sus vidas y de los demás.
Dios te ha dotado de inteligencia, destreza y un don que no debe dejar que se apague sino que por el contrario tu luz que es la luz de Dios debe brillar.
Tu no naciste para quedarte estacando, naciste para avanzar, no naciste para huir, naciste para luchar, no naciste para ser cobarde, naciste para ser valiente.

2 Timoteo 1:7 *

Porque el Espíritu que Dios nos ha dado no nos hace cobardes, sino que él es para nosotros fuente de poder, amor y buen juicio.
Dios esta buscando verdaderos héroes... ¿aceptas el reto?

*Texto tomado de la versión de la Biblia: La Palabra de Dios para Todos (PDT)

Entradas populares